" Sitio Web Oficial del CoPEv "

Juntos Somos Mas – Reflexionemos

0 Comments

JUNTOS SOMOS MAS – JUECES 7:1-25

  1. Dios en medio de la situación país, el confinamiento global, y el plan del nuevo orden mundial, nos ha dado un tiempo de gracia que tenemos que aprovechar muy bien, llamado “LA HORA DE LA COSECHA”.
  2. Es un tiempo de andar compactados, armonizados, sintonizados, como equipos, en el poder del uno, sin agendas ocultas, sin cartas bajo la manga, sin engaños, sino en el poder del uno, centrados en un solo objetivo: que el reino de los cielos sea establecido en la tierra.
  3. Debemos romper con la hechicería de la división y la confusión, que trata de impedir el trabajo en equipo, el trabajo en el poder del acuerdo, el desarrollo a plenitud del cuerpo vivo de Cristo.
  4. Debemos apelar a la productividad corporativa, al intercambio comercial entre nosotros de manera global, al emprendimiento colectivo, a la evangelización simultánea, a la consolidación sincronizada global mente; para así industrializar, transformar y gobernar la tierra con el fin de deshacer las obras de las tinieblas. 1ª Juan 3:8 “Para esto apareció el hijo de Dios para deshacer las obras del diablo». NVI: “el hijo de Dios fue enviado precisamente para destruir las obras del diablo».
  5. Por eso el Tema: JUNTOS SOMOS MÁS.
  1. En la Biblia hay muchos ejemplos de cómo un equipo sincronizado, en el poder del acuerdo, con una sola visión, lograron grandes hazañas en pro del avance del plan eterno.
    1. NOÉ en la construcción del Arca. En Génesis 6 nace una pregunta, ¿cuántas personas necesito Noé para construir el arca si toda la tierra estaba corrompida? Los historiadores dicen que la edificación del arca fue por Noé y su familia, pero podemos imaginarnos que, la familia de Noé abrazó la visión del patriarca a tal punto que lograron, construir una gran embarcación para llevarlos a un nuevo tiempo a ellos y a parte del reino animal. ¿Dónde estuvo la fuerza y el ímpetu para terminar la obra? No en la cantidad, sino en la sincronización, en la armonía, en la unanimidad, en lo compacto en el «juntos».
    2. NIMROD, y un equipo en la tierra con un mismo pensamiento, un mismo idioma y una sola palabra. Comenzaron a edificar una ciudad y una torre de gran altura llamada Babel. Génesis 11: 1-7. Aunque lo que hicieron fue opuesto al plan de Dios, manejaron principios de unanimidad: todos formaron un solo pueblo, (acuerdo), hablaban un solo idioma, un mismo lenguaje (un solo pensamiento, un mismo espíritu). Y esto los hizo fuertes, a tal punto que todo lo que se proponían lo iban a lograr.
      ¿Qué fue lo que los dispersó? Dios confundió sus lenguas.
      Conclusión: si tu equipo no habla el mismo lenguaje de la visión, se va a detener la obra. ¿Por qué se hicieron fuertes para edificar? «aplicaron la fórmula: juntos».
    3. Jonatán y su paje de armas. 1º Samuel 14. Dos contra un gran ejército armado con tecnología del momento; estuvieron de acuerdo en asumir el riesgo, tanto del trayecto, como de pelear contra el enemigo. V.7. Por mantener el mismo pensamiento y el mismo espíritu de fe, lograron sincronizarse muy bien para el momento de la confrontación. VV13-14.
      ¿Qué fue lo que les dio la victoria delante de ese gran ejército? Solo una palabra: juntos. A las tinieblas no la asustan las multitudes, al diablo le da terror un equipo compacto, sincronizado, valiente, determinado a asumir riesgos, con una visión.
    4. El equipo de 12 que conformó el grupo de 120 en el aposento alto, los cuales estaban unánimemente juntos. Hechos 2: 1-14. Provocando de esa manera la manifestación del Espíritu Santo y se dio a luz a la iglesia primitiva y el más grande avivamiento de la época. Por eso juntos somos más.
    5. Hoy en día estamos creyendo que todos los pastores en  intercesores, con una misma visión, con un mismo lenguaje, orando todos unánimes por lo mismo. Juntos en armonía, lograremos alcanzar millones de personas nuevas para Cristo. Porque juntos somos más.
      Estamos creyendo que hoy los 48 pastores podemos  lograr consolidar 40.000 personas, en el poder del acuerdo. Porque juntos somos más.
    6. Por eso hoy en día debemos estar comprometidos en aplicar los modelos de formación y transformación que nos presenta la palabra, en romper con todo vestigio de resistencia para la consolidación y el discipulado, ya que esto nos garantiza forjar carácter para desarrollar un solo pensamiento, un mismo espíritu, una sola visión, un mismo estilo.
      La palabra hoy debe estar sobre las manos correctas para asegurar su trascendencia: 2ª Timoteo 2:2. Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos, para enseñar también a otros. Filipenses 4:9. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.
  2. Israel tenía un problema, Gedeón tenía un desafío, Dios tenía una estrategia, pero para garantizar una victoria se necesitaba, no solo un ejército, sino un equipo vencedor. Jueces 6 y 7.
    1. Hoy en día en esta gran visión misión, tenemos un gran objetivo, pasar por los procesos a las multitudes, porque no buscamos tener una horda de salvajes, debemos  dar a luz sucesores.
    2. No queremos un club de fans o admiradores, buscamos agentes de cambios. No buscamos feligreses o calienta bancas, buscamos hijos discípulos que sean trastornadores de los lugares asignados.
    3. Por eso  los procesos son necesarios, porque van a sacar lo peor de ti para que así lo mejor se manifieste. Los procesos te llevarán a la aprobación, y la aprobación te califica para ser parte del equipo ganador.
    4. Dios fue selectivo, y pasó por el filtro a 32.000 del ejército de Israel y los llevó a ser un equipo vencedor de solo 300.hombres contra 1.320.000 de los madianitas.
    5. Dios en el tiempo de Gedeón se rodeó de un remanente compactado, sincronizado, armonizado, para vencer a los madianitas y salvar al pueblo de Israel de la opresión. A Dios le gusta el engranaje, no lo dislocado. A Dios le gusta la armonía, no lo desafinado.
  3. Tres cosas a las que debemos morir en este tiempo si queremos engranar y fluir en el poder del uno (juntos), en la implementación de la  .
    1. Debemos morir a la jactancia, a la búsqueda de reconocimiento, a los elogios personalizados, deja de ser parte de ti y aprendamos a ser parte de todos. Jueces 7:2…no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo mi mano me ha salvado. Recuerda: ninguno es tan bueno como todos juntos.
      Por eso es que un pastor de 20 personas o líderes, no se debe acomplejar, aunque solo es su comienzo, porque sabe que es parte de una iglesia de miles que están desplegados en la ciudad. En la visión, como cuerpo, no somos héroes, somos forjadores de héroes.
    2. Si queremos engranar y fluir en el poder del uno (juntos). Debemos morir al terror y al miedo, o la intimidación que nos hace ser abortivos en la misión. Jueces 7:3…Quien tema y se estremezca, madrugue y devuélvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil. No permitas que el temor te haga perder espacio, no permitas que el miedo te marque tu retirada. Estamos en el mejor momento para pelear, estamos en el mejor momento para librar victorias, estamos en el mejor momento para cosechar.
    3. Si queremos engranar o fluir en el poder del uno (juntos). Debemos estar a la ofensiva y no a la defensiva. (Lamían el agua como perros, listos siempre para la acción). En la guerra no puedes estar confiado, tienes que estar alerta. En la guerra no puedes estar distraído tienes que estar enfocado.
      El vivir a la defensiva nos hará ser desertores en medio de la gestación de una gran victoria. En este tiempo es imprescindible mantener la mentalidad de cuerpo, mentalidad de equipo, si uno gana, ganamos todos, si uno compra compramos todos, si uno es promocionado, todos somos promocionados, si uno se multiplica, todos nos multiplicamos.
  4. Juntos somos más. 
    1. Juntos somos más, porque estando compactados, armonizados, sincronizados, engranados, concertados; nos transformamos en el sueño de Dios materializado en la tierra, pero a la vez seremos la peor pesadilla de las tinieblas. Jueces 7: 13-14.
    2. Juntos somos más, porque estando engranados, concertados, en el poder del acuerdo, en el poder del uno, con un solo objetivo, tendremos la mayor convocatoria de gente jamás vista en nuestra ciudad y en Rio Negro. Seamos centenas, seamos miles, preparémonos para la más grande cosecha que jamás hayamos visto. V. 18. Efesios 4: 1-7.
    3. Juntos somos más. Porque estando orquestados, compactados, podremos estar quebrantados al unísono, de manera simultánea, y haremos huir al enemigo de nuestros territorios y lugares asignados. Uno hará huir a mil y dos a diez mil V19-21. Nadie nos podrá robar nuestra cosecha en este tiempo. Individualmente somos una gota, juntos somos un ejército. Juntarse es un comienzo, seguir juntos es un progreso,
    4. trabajar juntos es un éxitoJUNTOS SOMOS MÁS, JUNTOS SOMOS SUFICIENTE.
DIRECTIVA CoPEv

 

 

0 0 votar
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
error: Contenido Protegido !
0
Me encantaría conocer tu opinión, comentax
()
x
A %d blogueros les gusta esto: